diciembre 12, 2006

Conjugaciones (II)

Ya no sé cuántas veces Conejo o yo tuvimos que decir: '¡ni se te ocurra postear esto!' Lo bueno de andar con Conejo es que uno se divierte aunque sea haciendo las compras de la comida. Muchos misterios fueron revelados, como el origen de tanta sal (hay foto, compañeros, namás esperen a que la pueda poner en inet), qué tal sabe el atún crudo (pidan hasta anguila, pero no atún), y porqué estamos cruzando la calle si se supone que íbamos a la dirección opuesta (miento, esa sí nadie la supo responder).

Hablando de sushi, concordábamos con Al en que el que nos dieron estaba bueno. Y nos acordamos de una de esas crónicas que hace Epicuro sobre restaurantes exclusivos -a los que siempre les encuentra un pero-. Será que no entendemos de alta cocina, pero a mí me parece que mientras todo esté bien hechecito, ¿para qué quejarse solo porque no te dieron justo la salsa exótica que comiste una vez por allá por Costa de Marfil? I mean. El ecuatoriano trabajador tiene que comer lo que hay, y con suerte 'lo que hay' sabrá bien y no te mandará al hospital a corto o largo plazo. No entiendo porqué alguien que va cada dos por tres a por comida gourmet tendría que quejarse.

Pero, yo me quejo, tú te quejas, él se queja... No tengo mucha autoridad en ese terreno, no puedo seguir criticando. En fin. Que el pescado ese estuvo bueno, y punto.

Otras cosas no salieron tan a la perfección. Por más que se lo propusieron, entre dos taxistas y un carrito de compras no pudimos atropellar apropiadamente a Conejo. ¡Y no puedo creer que los tres únicos libros de Lemony Snicket que hay en esta ciudad, sean siempre los que ya leí! No puedo creer que no haya ni un solo tomo más de Harlock. No puedo creer que no haya NADA de Neil Gaiman.

A cambio, y como no me haré ningún regalo grande este año, me di un librito de Calvin y Hobbes (It's a Magical World), y lo primero que voy a hojear de Terry Pratchett (Small Gods), que siempre me ha dado curiosidad pero hasta ahora nos habíamos podido conocer.

Algo bueno debo haber hecho, el caso es que entre esta semana y la pasada, el espíritu de la navidad se las arregló para hacerme encontrar a unas personas a las que hacía tiempo no había visto, amigos y amigas a los que quiero mucho. Con algunos fue cuestión de hacerle el intento, con otros fue pura casualidad. Pero estoy agradecida por todos ellos. Pensé que algunos ya no me recordarían con tanto agrado -yo soy así de optimista, pienso que si dejo de ver a la gente, a la vuelta lo pensarán bien ya no me querrán tanto-. Pero nope. Parece que el tiempo sí ayuda a que las memorias se vuelvan más amables, ya no se acuerdan de lo latosa que soy.



Me temo que Conejo tiene malas noticias. Lo siento por Layla, que era una gatita dinámica, con carácter, y que nunca, nunca trató de morderme.

|


4 me llevan la contraria:

Al dijo...

Asesina!! Ya sabía yo que esos taxistas te guiñaban mucho!

Dael dijo...

A ver, ¿quién es el que tiene problemas para comentar? Que diga yo. Si se quedan callados, asumiré que todó está bien.

:D

Neo dijo...

Oe ya no es como antes la comentada...
Y mala gente, como se te ocurre hacerle eso al conejo, no te basta con que ya tengo un saco de sal en la espalda, je je ^_^
Y a mi tambien me encanta Calvin & Hobbes, ya quiero uno de esos libros.

Namida dijo...

Bien por tu Blogger Beta. Copycat.

Te recomiendo que le mandes un correo a Lemony Snicket. Yo lo hice cuando me encontraba en CO y me respondió.

Thesaurus

Idealismo: Asunto que requiere tiempo y energía. Yo no tengo.

Al momento

  • Fragile Things, N. Gaiman