enero 02, 2007

Cuenta nueva

Desde hoy, retorno a ser una usuaria más del honorable servicio de transporte público. Meaning: volví a meterme en problemas.

Madrugué porque intuía que iba a ser una jornada algo difícil. No he adelantado textos, no tengo la planificación de enero, no he leído nada para la prueba -id cruzando esos deditos para que no la tomen- y realmente quiero empezar el año con una buena actitud. Salí siete y media de casa, y tomé el bus que sabía que me llevaría hasta la parada de la metroway más cercana -solo por esa vía consigo llegar hasta el trabajo, ya no hay buses a lo largo de la Domingo Comín-.

Sorpresa número uno: le han cambiado el recorrido a los buses. En vez de continuar mi viaje al sur, me fui a dar un paseo por el centro, y terminé en la bahía, desierta a esas horas. Caminé hasta la estación esa que queda frente a la Caja del Seguro, y llegué acá antes de las ocho y media.

Otras novedades: se han movido las frutas. Es decir, el año nuevo ha traído cambios de sección para todos, cambios en los que hasta donde sé, no estoy involucrada, así que todo lo que noto es que solo habemos tres personas en esta oficina donde normalmente cabemos diez y sobra espacio. El silencio es impresionante y, por mi parte, bienvenido. (No debí hablar, ya empezaron a llegar los demás.)

Pero tuve un feriadito de fin de año bastante auspicioso. El sábado conseguimos lo que sinceramente creí que no se podría: casi completamos la cuota de caramelos para la escuela a la que este sábado irá Kch. Espero poder sumarme a la visita, pero en todo caso, la labor está hecha. Mención especial a Rossy, en cuya casa montamos la base de la Operación Caramelo, y a su mamá por alimentar a las tropas; a Claudieko, que nos guió a través de la bahía, hasta llegar a los proveedores (después de un megabatido y unas tortillas que casi nos dejan k.o.); a CD por mantener la calma mientras nosotras entrábamos en pánico, y sacar las cuentas justas para que compráramos lo que se necesitaba y no lo primero que nos pusieran en frente, y también a Neo por aportar su maestría en el arte de atar las fundas de caramelo con cintitas rosadas -lol-.

Al finalizar el operativo casi no lo podríamos creer.

Después de más comida, reuniones familiares, más regalos, que incluyen una serie que jamás había oído mencionar de Matsumoto, cortesía de Namida, y dos relojes (¿impuntual, yo?), estaba dispuesta a pasar el lunes en profundas reflexiones con el control remoto. Pero a mi familia se le ocurrió irse a la playa.

Lo pensé bien. Playa. Primer día del año. Temporada. Repleta. No cash.

Me excusé y me fui a dar unas vueltas. Encontré a Namida y Goku, y luego a Kenni y Neo. Terminamos viendo una película un tanto extraña en la que me parecía, a ratos, reconocer unas caras, y luego desconocerlas por completo. Estaba hablada en algunas variedades de chino, y en japonés. Algunas personas se aburrieron y abandonaron la sala a media función. Otras tantas olvidaron apagar sus celulares. Otras osaron sentarse delante de mí, y me obligaron a sentarme derechita para poder leer los subtítulos ¬¬. Y los peores fueron los que se dedicaron a remedar las entonaciones del idioma chino. No saben lo cerca que estuvieron de la muerte. Pero salimos airosos, gracias a unas galletas de soja que aparecieron como por arte de magia. Se los digo yo, son poderosas. Me comí dos, y lograron lo que ni el cuarto de libra puede: hicieron que no pudiera terminarme mis papas fritas. Aún guardo una que probablemente será mi almuerzo de hoy :D.

En estos días lo he pensado mucho y sí tengo un par de buenos propósitos por ahí parqueados. Quiero estudiar algo, probablemente algún idioma -aunque Soni ya me basureó-. Quiero ser más concienzuda al leer, y dejar el caos ese en el que llevo mis libros y revistas. Y bueno, investigaré a ver si este año se puede traspasar los límites del reino, y ver qué hay más allá de donde termina el mapa, donde se dice que habitan monstruos innombrables...

|


9 me llevan la contraria:

Neo dijo...

ja ja... La maldición de la rata te cayó hoy en lo de los buses...
Y por cierto ¬¬ nada de cintitas rosas, ahí si te gusta rayar, ya verás...
Ya confiesa, di que tu familia se fue a la playa aprovechando que estabas roncando XD cogieron sus cosas y te dejaron botada (tal cual "Mi Pobre Angelito" aunque de angelito no tienes nada) je je... (ya me tocó rayarte a ti)...
Y otra, sorry, se nos olvidó a Kenni y a mi llevarte un par de guías telefónicas para ti y tu asiento cuando fuimos a ver la peli en el cine...
Bueno pelada, sigue trabajando que yo estoy igual...

Rossy dijo...

Gracias por la mención señorita.
Pero le mención especial se la debe llevar Doña Paciencia. o no??

De tus propósitos de año nuevo, está el del compromiso no???

Dael dijo...

Este... ¡sí, el compromiso! :D (estamos saldo en contra, le recuerdo.)


Neo ¬¬ no dejes esas guías telefónicas a mi alcance. Los libros figuran como armas peligrosas.

Xica dijo...

Feliz Año Dael!

Soni dijo...

YO solo digo q.... si kiere algo ya trate de lograrlo.... no te he basureado...

Hiscariotte dijo...

Demonios, yo quiero ver la película extraña esa; se supone que es una secuela y sí me vi la primera parte, y dicen por ahí que en esta hasta canta Connie Francis, y en español (en la primera hay una versión de un bolero por Nat King Cole, y fue una cosa genial en realidad). Ya pues, si hallas una copia por ahí (en idioma original) me avisas por favor. Gracias. Un abrazo.

K3nn37h dijo...

Claaro, la canción, era en español... y no me acuerdo como iba la letra :P

(Yo llevo las guías telefónicas la siguiente vez! :D)

K3nn37h dijo...

oe ahora que veo bien, una buena parte del cast también apareció en "Hero"

Dael dijo...

Una de las canciones era Perfidia, la otra es Siboney.

Y sí, Tony Leung, el protagonista, participó en 'Hero' ^^. Y esta chica Zhan Ziyi es la de Flying Daggers.

Thesaurus

Idealismo: Asunto que requiere tiempo y energía. Yo no tengo.

Al momento

  • Fragile Things, N. Gaiman